Robin Hood - Una historia que refleja su época

Robin Hood - Una historia que refleja su época

¿Cuál es tu Robin Hood favorito? Una pregunta compleja de responder. Cada generación ha tenido su propio bandido del bosque de Sherwood para representar los ideales de caballerosidad y combate apropiados a su tiempo.

El carisma de Errol Flynn en su momento. La gracia de Carey Elwes. El tono apasionado que brindaba Kevin Costner. La aspereza de Russell Crowe. Cada Robin Hood ha plasmado un tono que se articulaba con el momento que se estaba viviendo. Incluso el simpático Robin Hood zorro de Disney tenía características propias de su época.

Esta nueva entrega de Robin Hood llega en un momento donde la audiencia está claramente dividida. Por un lado nos encontramos con una parte que busca en cada entrega una profundidad y oscuridad que refleje los problemas que vivimos como sociedad. Y por el otro quienes consideran que “para dramas ya está la vida” y buscan un momento de entretenimiento que los despegue un momento de la ardua lucha de ir a la oficina todos los días.

La siguiente es una advertencia para que la sorpresa no les arruine el buen momento: esta nueva entrega no busca ahondar en la profundidad filosófica de “robar a los ricos para dar a los pobres”. Nada más lejano. Estamos hablando de una película que se pone a disposición para hacernos pasar un buen momento. Con mayores paralelismos a un juego de Fortnite que a un debate existencialista.

Taron Egerton y Jamie Foxx encarnan a los dos principales bandidos que buscarán enfrentar al villanescos Sheriff de Nothingham -interpretado por un BRILLANTE Ben Mendelsohn-.

Convirtiendo su arco en algo más parecido a una M16 digna del Hawkeye de Marvel, Robin Hood nos promete dos horas de acción y diversión para toda la familia.

Las salas los esperan.

Promociones destacadas