Noche de juegos: Cuando los actores juegan frente a la cámara

Noche de juegos: Cuando los actores juegan frente a la cámara

Cuando Max y Annie  fueron a la casa de Brooks a participar de una nueva noche de juegos de mesa no tenían la más remota idea de la noche que les esperaba. Seguramente lo mismo le sucedió a sus actores, Jason Bateman y Rachel McAdams como la pareja y Kyle Chandler como el anfitrión, cuando entraron a su primer día de rodaje. Noche de Juegos es una película con una premisa bastante amplia que le brinda a los actores la posibilidad de lucirse y, como obviamente se nota, divertirse frente a cámara a medida que la historia se desarrolla.

La estructura del argumento brinda un marco lo suficentemente abierto como para que los actores se luzcan y le den un toque de humor negro a los eventos que se van sucediendo. La pareja asiste a la casa del hermano de Max para una clásica noche de juegos, pero todo comienza a irse de las manos. Lo que inicialmente se planteaba como una experiencia de juego donde “uno de ellos sería secuestrado”, se convierte rápidamente en una situación real, donde los jugadores van a tardar un rato en darse cuenta de lo que realmente sucede –si es que en algún momento lo hacen.

Con la aparición de un reparto secundario de primer nivel que cuenta entre sus filas a Lamorne Morris (New Girl), Chelsea Peretti (Brooklyn Nine-Nine), Kylie Bunbury (Pitch), Billy Magnussen (Ingrid Goes West), Sharon Horgan (Catastrophe) la película promete un sinfín de risas y momentos divertidos. Pero lo más importante: cumple esa promesa.

Con un puntaje de más del 80% en Rotten Tomatoes (tanto desde la crítica como de los usuarios) sólo falta que tú mismo seas el próximo en dar su veredicto.

Promociones destacadas