Viejos son los trapos

Viejos son los trapos

Trabajar toda la vida, aportar cada mes a su fondo jubilatorio, gozar en la tercera edad de todo lo ahorrado. Así es como muchas personas planifican su vida, tal como lo hicieron Willie, Joe y Al: la tranquilidad del retiro para disfrutar de sus familias y sus amigos con las mieles de la experiencia.
 
En el caso de ellos, el sistema tendrá otros planes: pagarles menos de lo que aportaron, luego de que un banco se fugara con su dinero. Pero ellos no se quedarán atrás cuando decidan redoblar la apuesta e ir por lo que les corresponde.
 
Lejos de la concepción de tercera edad que tiene la sociedad, el film es una crítica a la desprotección de los mayores en Estados Unidos -y, por qué no, en muchos otros países-, y cuenta una historia donde la camaradería de toda una vida les dará el coraje necesario para hacer un atraco a todo o nada.
 
Detalles curiosos de la película
 
  • El film es una remake de la homónima Going in Style (1979), dirigida por Martin Brest (también director de Un detective suelto en Hollywood).
  • El guionista fue nada menos que Theodore Melfi, responsable también de los diálogos de Figuras ocultas y St. Vincent.
  • Los tres protagonistas de la película son ganadores de Oscar… ¡y en la misma categoría! (Mejor Actor de Reparto). Michael Caine (74) ganó en 1986 por Hanna y sus hermanas, de Woody Allen, y en 1999 por Las normas de la casa de la sidra. Alan Arkin (73) se hizo con el premio en 2006 por su actuación en Pequeña Miss Sunshine. Morgan Freeman (79), por su parte, aunque tuvo cinco nominaciones en total, ganó el premio sólo en 2004, por su actuación en Million Dollar Baby.
  • Amigos en la pantalla, viejos conocidos de trabajo: esta película es la sexta en la que Michael Caine y Morgan Freeman trabajan juntos, mientras que Caine y Alan Arkin trabajaron juntos una vez… ¡hace 50 años! Fue en Siete veces mujer (1967).
Promociones destacadas