Escatológico pero dulce

Escatológico pero dulce

Llega a la pantalla grande Un cadáver para sobrevivir (Swiss Army Man), una película que ya ha dado qué hablar a la crítica. Se trata de un film único y distinto a cualquier historia que haya sido llevada al cine. Protagonizada por Daniel Radcliffe, quien busca alejarse de su “tan suyo” Harry Potter, y por Paul Dano, la historia se vive de una manera especial y disparatada.

 

En Un cadáver para sobrevivir se cuenta la historia de Hank (Dano) y su lucha por no morir en una isla desierta. Sumergido en la desesperanza y al borde del suicidio, descubre un muerto a la orilla de la playa. Ya desde entonces, todo lo tiñe un tono mágico, fantástico y absurdo: el cadáver (Radcliffe) empieza a expulsar flatulencias y a cobrar vida. Son algo así como pedos mágicos. Juntos entablan una amistad entre el ruido y el viento de los  gases y se embarcan en una aventura en la que Hank le enseñará a Manny que, aunque esté muerto, vale la pena vivir. Más allás de los peculiares sonidos que abundan en la película, se enaltece a la amistad valiéndose de una poética surrealista.

 

Lo que no sabías:

En la presentación en el Festival de Sundance gran parte del público abandonó la sala con incomodidad por el protagonismo que cobran la flatulencias en el film.

Consiguió en el mismo Festival (en el que siempre ocupa un lugar prestigioso el cine independiente y en el que por lo general reconocen al séptimo arte que escapa a las convenciones del cine meramente comercial) la consagración Dan Kwan y Daniel Scheinert como mejores directores.

 

Se preparó un doble artificial de Manny (Radcliffe) para un gran número de secuencias que eran demasiado peligrosas para el actor. Sin embargo Daniel Radcliffe quiso estar en todas las escenas.

 

Radcliffe llevó el muñeco a la promoción de la cinta en Los Ángeles y Nueva York.

 

En la película el cadáver se caracteriza principalmente por una única escatológica, pero a la larga simpática, manifestación física: tirarse pedos.

 

Radcliffe aseguró en el programa de Graham Norton comentó que Un cadáver para sobrevivir es la película de la cual está más orgulloso de haber participado.

 

En la película se menciona en varias ocasiones a la saga de Jurassic Park en la que aparecía Timothy Eulich, quien interpreta en esta oportunidad a Preston.

 
Promociones destacadas