La luz entre los océanos: amor o ética

La luz entre los océanos: amor o ética

Los dramas románticos conmueven e inspiran. Así pasa con “La luz entre los océanos”, la nueva película del director Derek Cianfrance (Blue Valentine). Basada en la homónima novela de M.L.Stedman,  este próximo estreno cuenta con la suma de talentos como Alicia Vikander (ganadora del Oscar 2016 como mejor actriz de reparto por su papel en La chica danesa), Rachel Weisz (ganadora del Oscar 2005 como mejor actriz de reparto en The Constant Gardener) y Michael Fassbender; sin dudas tres protagonistas que constituyen este drama sustancial y consistente y que nos ponen frente a un dilema entre el amor y la ética, el anhelo y la conciencia.

La historia de amor profundo comienza a inicios del siglo XX en una aislada isla de Australia. No hay nada de nada a 160 km a la redonda. Allí llega Tom (Fassbender) quien estará encargado del faro durante una suplencia de 3 meses. Pero el periodo se alarga -el anterior cuidador se arrojó por un acantilado-, y Tom permanecerá por años. No estará solo ya que Isabel ( Vikander), la joven que conoció antes de partir,  se enamora de él y se casan. Intentan formar una familia pero pierden dos embarazos. Un día ven un bote a la deriva en el océano. Adentro hay un hombre muerto y una niña que llora. Deciden criarla sin comunicarle a las autoridades y hacen creer que la beba es propia. Pero como sabemos, las mentiras no llegan tan lejos. Las complicaciones surgen cuando en una visita al continente Tom descubre a Hannah (Weisz) llorando delante de una tumba vacía: la de su esposo y la de su hijita, a quien cree muerta. La conciencia y la ética no tardan en invadir los pensamientos del matrimonio quien se debate entre lo correcto y el amor.

Algunos datos de color para decorar el inminente estreno:

 

*La novela está ambientada en el oeste de Australia, sin embargo algunas escenas fueron filmadas en Dunedin, en Nueva Zelanda.

*Los protagonistas, Michael Fassbender y Alicia Vikander, se enamoraron en la vida real durante el rodaje de este film en 2014. Hoy son pareja.

*Es la primera adaptación de una novela a una película que lleva adelante el cineasta Cianfrance

*La película se rodó en Stanley, un pequeño pueblo costero en el noroeste de Tasmania. Los habitantes esperan que la película haga aumentar el turismo en la zona.

*La película fue seleccionada para competir en la Sección Oficial del Festival de Venecia 2016.





 

Promociones destacadas