Vuelve Zellweger, vuelve Bridget

Vuelve Zellweger, vuelve Bridget

 

¿Quién no se ha sentido identificada con alguna de las facetas de la queridísima Bridget Jones? Es clave que en algún momento de tu vida, si aún no lo has hecho, te sientes con un arsenal de golosinas a disfrutar de “El diario de Bridget Jones” y también “El diario de Bridget Jones: al borde de la razón”. Conviene quizás verlas de corrido; hay quienes dicen que la primera supera ampliamente a la segunda. Pero no es lo que nos importa. Sí tiene que saber que ahora, en la pantalla grande, podrás deleitarte con la tercera parte con “Bridget Jones: Baby”.

El humor fresco, naif, femenino y reflexivo que nos regala la rubia, ahora no tan regordeta, va a hacer que te sientas en algún momento representada. Como no podía no ser, es nuevamente Renée Zellweger quien interpreta a la adorable Bridget, acompañada en el reparto por Colin Firth como Mark y por Patrick Dempsey quien completará en esta oportunidad el triángulo amoroso que solía completar Hugh Grant. Y la intriga probablemente ya te ha picado. Claro, ¡es que Bridget está embarazada! Pero para enterarte quién es el padre deberás verla y te aseguro no te arrepentirás.

 

Seis curiosidades que no sabías:

 

1: La película se basó en una novela que comenzó en  un periódico: el personaje de Bridget fue creado por Helen Fielding para una columna del diario británico The Independent. Con el tiempo sus historias crecieron en popularidad y se convirtió en una novela que ha vendido millones hasta la actualidad.

 

2: El personaje de Mark Darcy se basó en Orgullo y Prejuicio. Fielding creó a Darcy según Mr Darcy de la aclamada novela de Jane Austin y para describirlo usó de referente a Colin Firth, quien lo había ya interpretado. No por nada ha sido él mismo quien interpretó a Mark en “El diario de Bridget Jones”.

 

3: Para interpretar a Bridget Jones, Renée Zellweger debió engordar 11 kilogramos y además trabajar por un mes en una editorial británica para conocer por dentro cuál sería el mundo de su personaje. Lo hizo usando un alias como nombre y un acento inglés bien marcado. Se dice que en su escritorio sólo tenía la foto de su entonces novio, Jim Carrey. A nadie le pareció extraño.

 

4: Zellweger practicó el acento a la perfección y lo utilizó todo momento durante la filmación (incluso fuera del set). Recién en el festejo del estreno, sus colegas pudieron escucharla con su verdadera voz.

 

5: Renée Zellweger no soportaba los cigarrillos tradicionales y comunes. Por esto se le permitió, para hacer más creíble su papel, fumar unos cigarrillos de hierbas.

 

6: Increíble, pero cierto, es el hecho de que el suéter de renos que Colin Firth usó en la película, se subastó por el módico precio de “3100” dólares.

 

Fuente: Leer esta nota: http://www.laprensa.hn/cine/992579-410/

 
Promociones destacadas
Regístrate ahora
Paga tus boletos con tus puntos Invitado Especial