No respires, el ciego es el rey…

No respires, el ciego es el rey…

Se dice que “en la tierra de la oscuridad el ciego es el rey”, y no quedan muchas dudas después de ver No respires. Este thriller asfixiante, como muchos han descrito, pone en boca de todos el trabajo de su joven director, el uruguayo Fede Álvarez. él, junto con el talentoso Rodo Sayagues, elaboraron un guión que no tiene antecedentes similares en el cine de terror. Original y cautivante, la película narra la historia de tres individuos que desean salir de su ciudad natal y viajar a Los Ángeles (E.E.U.U.) y, para poder lograr su objetivo,  comienzan a cometer robos en casas de gente muy adinerada. Un rumor sobre un multimillonario ciego los lleva al lugar donde planean hacer su último golpe. es la interacción insospechada entre los criminales y el ciego que definirá quiénes serán las víctimas.

 

Lo maravilloso de la historia es el desafío que atraviesan los protagonistas: no deben hacer ruido y deben ser extremadamente silenciosos. La manera de resolver cinematográficamente la particularidad de “poder expresar sin decir nada” fue a través de la música. Es por este motivo que podemos disfrutar en No respires de una banda sonora distinta gracias a la colaboración de Roque Baños, el compositor español que logró reformular la idea sonora de los films de miedo para desplegar en la película algo distinto a las clásicas psico-orquestas. Instrumentos y sonidos de metales, maderas, caños y todo material que podemos encontrar en una casa, fueron en su conjunto los recursos bases sobre los que se armó la banda de sonido. Esta fue la que les dio “voz” a los protagonistas cuando no la tenían y la misma que dotó de vida a una casa invadida por el miedo. Baños contribuye con su arte a generar una atmósfera sin igual, opresiva, que circunda entre los personajes estresados por mantener la invisibilidad y un ciego cuya percepción es intuitivamente superior a cualquier vidente.

 

No respires ha  sorprendido en su debut que, considerando sólo E.E.U.U., ha superado el presupuesto y destronado a la taquillera Escuadrón Suicida. El hecho de que la película haya costado diez millones de dólares y que ya lleve una recaudación superior a los veintiocho millones, puede augurarle una promisoria estadía en cartelera.

 

Promociones destacadas